+34 933 156 997 Timetable: monday - friday from 10h-13:30h to 15h-20h. Except Wednesday
Glutaminaessaludintestinal

La glutamina y sus beneficios

La glutamina forma parte de las proteínas de los seres vivos, ya sean vegetales o animales con alto contenido proteico.

Es un aminoácido no esencial  que curiosamente es el más abundante en nuestro organismo,  además cabe destacar que el organismo puede fabricarla a partir de otros aminoácidos y según en qué circunstancias se recomienda tomar como suplemento nutricional.

¿Cuáles son los principales beneficios que aporta al organismo?

  • Incrementa la masa muscular porque potencia su formación y evita la degradación de la misma. Es importante destacar que no engorda porque no incrementa la grasa sino la masa muscular.
  • Es una importante fuente de energía que resulta muy beneficiosa para los deportistas (además de porque ayuda a incrementar la masa muscular) y/o personas con cansancio continuo
  • Mejora la salud intestinal porque mantiene y repara tanto las paredes como la mucosa intestinal, de esta forma, evita la mala absorción de los nutrientes
  • Potencia las funciones inmunológicas que desempeña la flora intestinal

La glutamina también se recomienda a personas que sufren el síndrome del intestino permeable que significa que el tracto digestivo se daña, provocando que sustancias que no deberían pasar a nuestro organismo, como bacterias y toxinas, acaben haciéndolo y provocando reacciones como alergias o inflamaciones.

La glutamina es uno de los suplementos nutricionales más interesantes para apoyar y reparar nuestra salud digestiva. Este aminoácido es antiinflamatorio y necesario para el crecimiento y la reparación de la mucosa intestinal. Su principal característica es que actúa como protector de las paredes celulares del aparato digestivo haciendo de barrera para aquellas sustancias dañinas para nuestro organismo, es decir, una buena arma para combatir la permeabilidad intestinal.

Fuentes de glutamina de origen alimentario

De origen animal

  • Huevos
  • Leche cruda y algunos lácteos
  • Carne poco hecha, macerada o carpaccios
  • Pescado macerado o poco hecho. Si se come crudo tiene que estar previo congelado.

De origen vegetal

  • Legumbres
  • Frutas
  • Frutos secos y semillas
  • Vegetales
  • Cereales integrales

Es importante que antes de incorporar estos alimentos a nuestra dieta nos aseguremos que no tengamos ninguna sensibilidad alimentaria, ya que de lo contrario podría comprometer la salud de nuestra pared intestinal, por lo tanto, házte el Test de Medición Histamina para averiguarlo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *