+34 933 156 997 Timetable: monday - friday from 10h-13:30h to 15h-20h. Except Wednesday
Trigosarraceno

¿Por qué debemos incluir el trigo sarraceno en nuestra dieta?

El trigo sarraceno o alforfón se clasifica como un pseudocereal, porque a diferencia del arroz o la avena no pertenece a la familia de las gramíneas. La planta a la que pertenece es de la familia de las poligonáceas y se considera el grano más rico en hidratos de carbono complejos y fibras. Además, aporta muchas proteínas y contiene varios componentes con propiedades antioxidantes.

Este pseudocereal podemos encontrarlo todo el año y tiene unas propiedades muy beneficiosas para la salud:

  • Es rico en vitaminas B1, B2, B3, B6 y E y minerales como potasio, magnesio, calcio, hierro…
  • Su fibra es muy beneficiosa para ayudar a mantener el tránsito intestinal y mejorar el estreñimiento. También ejerce un efecto saciante, ayudando a controlar el apetito
  • Contiene aminoácidos esenciales
  • Contribuye a la mejora de la elasticidad de los vasos sanguíneos, mejorando los problemas de circulación. Ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre
  • Su alto contenido en flavonoides ayuda a mantener los niveles de colesterol bajos y a controlar la hipertensión. Protege el hígado
  • Previene la aparición de cálculos biliares
  • Proporciona energía y es una buena fuente de proteínas asimilables
  • Además, es apto para celiacos, intolerantes o sensibles al gluten

Su recomendación diaria es de 1 a 2 raciones por semana, siempre lavándolo previamente. Para su elaboración son 2 medidas de agua por 1 una de trigo sarraceno, cocción 15 min. De la harina se elabora la pasta (soba), sémolas, pasteles o creppes.

¡A continuación os dejamos con una receta muy fácil de cocinar!

Trigo sarraceno con verduras, curry, cúrcuma y jengibre

Ingredientes:

  • 160 gr de trigo sarraceno
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento
  • 2 ajos
  • Curry, cúrcuma, jengibre, sal y aceite (al gusto)

Pasos a seguir:

Cocer el trigo sarraceno durante 15 minutos y luego escurrir. Mientras en una sartén dorar los ajos fileteados y poner las verduras cortadas en juliana. Añadir el jengibre muy bien picado (cuidado que tiene un sabor muy intenso) y seguir rehogando a fuego lento, seguidamente poner el curry y la cúrcuma al gusto. Una vez estén las verduras cocidas, mezclar todo con el trigo sarraceno.

Leyenda: H.H Wijngaard y E.K Arendt. Buckwheat.[Abstract]. Cereal Chemistry. 2006; 83(4): 391-401.

Este post tiene 2 comentarios

  1. Pingback: La importancia de los pseudocereales en una dieta sin gluten | Mentha Aquatica

  2. Pingback: Consejos para depurar el organismo | Mentha Aquatica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *